“Diamante” para el Canal oficial de Pocoyó en español en YouTube

¡Pocoyó sigue rompiendo barreras en YouTube! El Canal oficial de Pocoyó en español, repleto de vídeos educativos y canciones infantiles, se ha hecho con el “Botón de diamante” de YouTube, un reconocimiento reservado a los canales con más de 10 millones de suscriptores, que viene a demostrar el éxito y la imparable trayectoria de Pocoyó. Unas cifras que avalan que tras 16 años de historia Pocoyó sigue siendo uno de los personajes infantiles con mayor proyección internacional y gran éxito de audiencia, y una de las marcas más influyentes del mundo en los medios digitales.

El canal alcanza con este premio un nuevo hito con 125 millones de visionados de media al mes y 7.416.379.955 de visualizaciones acumuladas. Asimismo, suma alrededor de unos 140.000 suscriptores nuevos cada mes. Respecto a las horas vistas, el canal supera los 35 millones de visualizaciones por mes.

Creado en julio de 2007, el Canal Oficial de Pocoyó en español es el más veterano de los diferentes canales oficiales de Pocoyó -todos superan ya la barrera del millón de seguidores- y el primero en hacerse con este premio.

El consumo de contenidos de Pocoyó en YouTube se disparó especialmente durante los meses de confinamiento, alcanzando en abril 540 millones de visiones, la más alta hasta esa fecha; un consumo que ha seguido aumentando desde entonces, tal y como arrojan los resultados alcanzados. Desde que se unió a YouTube, Pocoyó acumula un total de  32.012.196  millones de suscriptores y ha superado los 27.730.313.259 millones de visualizaciones.

 

Pocoyó y UNICEF, juntos por los derechos de la infancia más vulnerable

Nos embarcamos en un nuevo y apasionante proyecto junto a UNICEF, de la mano de Pocoyó, que nos permitirá emprender acciones enfocadas a difundir e impulsar los programas que UNICEF lleva a cabo en apoyo de la infancia. Nos unimos así a la lucha de UNICEF para salvar y proteger a los niños y niñas más vulnerables de todo el mundo. Por medio de esta alianza, Pocoyó, como ejemplo de diversión y aprendizaje para muchos padres y madres, reafirma su compromiso con la infancia.

Desde Zinkia desarrollaremos iniciativas especiales en las que invitaremos a nuestros suscriptores y amigos a colaborar con UNICEF con el fin de proteger y garantizar los derechos de niños y niñas. Para ello, llevaremos a cabo actuaciones dirigidas a sensibilizar sobre la importancia de que se cumplan los derechos de la infancia y de crecer en entornos seguros a través de la generación de contenidos educativos digitales.

Para Gustavo Suárez Pertierra, presidente de UNICEF España, “este acuerdo permitirá a UNICEF seguir transformando realidades en cada rincón del mundo y potenciar el valor de las escuelas como lugares de aprendizaje, respeto y tolerancia, en un contexto particularmente complejo para la infancia debido a las consecuencias y la incertidumbre que está generando la COVID-19 en niños, niñas y familias de todo el mundo, con millones de ellos todavía sin posibilidad de regresar a las aulas, este acuerdo”. Asimismo, afirma estar muy satisfecho de que un personaje tan querido y reconocido por tantos niños y familias como Pocoyó se sume a través de Zinkia a su misión de salvar, proteger e impulsar a la infancia más vulnerable.

“Estamos muy agradecidos por la confianza que desde UNICEF España han depositado en Pocoyó, y orgullosos de iniciar una colaboración con una organización a la que tanto admiramos por su labor humanitaria y su trabajo incansable para defender a la infancia más vulnerable”, afirma Víctor M. López, director general de Zinkia.

Pocoyó y UNICEF juntos en la ‘Vuelta al cole’

La colaboración arranca con una primera acción para celebrar la “vuelta al cole” mediante una canción educativa que, bajo el título La clase que más mola, representa el espíritu de Pocoyó y de UNICEF y relata el primer día de escuela de Yanko el Yeti, uno de los últimos personajes que se han incorporado a la serie.

Con esta primera acción, tanto UNICEF como Zinkia, pretendemos poner en valor la importancia de las aulas como lugares en los que aprender, compartir y divertirse, pero también como entornos seguros e inclusivos, libres de violencia y abusos, en los que los niños y niñas puedan crecer y desarrollar todo su potencial, un aspecto especialmente relevante para la infancia en el momento actual de intensificación de conflictos y situaciones de emergencia.